Calimshan

IV Enfrentando Consecuencias

Los fugitivos de al-Shasán

orc_archers_squad_by_daroz-d5oi7u9.jpg Arqueros medio orcos del pashá

De regreso a Mahrab, en la casa de Wahíd Baradei se consiguen con una situación delicada. Un destacamento de medio orcos al servicio del Pashá ha venido buscando a los tres soldados desertores y sus monturas. Los medio orco quieren apresar a los aventureros por el robo de los caballos, pero Wahíd y sus clan se lo impiden, siguiendo los códigos de honor calimshitas. Los medio orcos se retiraron y un mal sabor quedó en el ambiente. Entonces Wahíd les ofrece protección por un día y una noche. A la mañana siguiente los tiene que entregar. También dice que pueden contar con su tío Amir Baradei, guía de caravana que los puede conducir hasta el río Calim. Pero otro jeque, Munir Malarish, les ofrece protección por un día más. Mientras tanto el pueblo celebra el retorno de la reliquia de Grumbar.

En casa de Munir Malarish se acomodan por unos días, Dastan explora el campo desde las murallas, Jazim estudia sus artes arcanas y Cindel vaga por el mercado de los gnomos buscando provisiones. En la noche Dastan y Cinder salen de la ciudad furtivamente para no ser detectados por los medio orcos que acampan afuera de la muralla, y llegan a casa de Amir Baradei que está siendo expoliado por una banda de medio orcos. Luego de una negociación, Amir acepta guarlos por 10 dirjames al día por persona, lo que incluye camellos, tiendas y demás utensilios para el viaje, pero primero deben conseguir a cuatro personas más interesadas en unirse (mínimo 10 personas por viaje). El viaje por el desierto es peligroso si son muy pocos.

En la fonda el Río Blanco Dastan se consigue con unos gnomos que le informan que otro negro del sur está en Mahrab encerrado en la prisión, y Dastan acude de inmediato a inquirir más sobre el asunto. Descubre a un antiguo compañero marinero que ha estado atrapado por semanas porque las autoridades lo abandonaron en su ida a al-Shasán. Dastan promete liberarlo.

Jazim, por su parte, es visitado por una lagartija que claramente era un familiar de un mago. Lo sigue por el pueblo y consigue, en una casa, a un anciano mago al borde de la muerte que le entrega un libro y le dice que consiga el sello dentro del libro, y poco después muere.

De pronto el pueblo es atacado, todos los hombres hábiles acuden a caballo y salen a enfrentar al enemigo desconocido. Dastan, Cindel y Jazim se consiguen en el momento en que un grupo escaló la muralla para darse cuenta que eran los presos de al-Shasán que en montonera atacaron Mahrab. Hay un enfrentamiento en la calle, los aventureros logran rechazar a los atacantes, y se reúnen con los jinetes que retornan luego de haber ahuyentado a los asaltantes. El público pide un culpable, piden que ajusticien en la hoguera a un elfo negro por supuestas prácticas de brujería. En efecto, un elfo drow es sacado de la cárcel y conducido a la hoguera en medio de una turba enfurecida, pero como el elfo alza un canto a Eylistraee, Cindel se ve forzado a intervenir, y sólo logra escuchar las palabras desesperadas de su colega antes de ser quemado. El patriarca Tzabrak, sumo sacerdote de Eylistraee en Calim’minad está enfermo y cercano a la muerte. No hay nadie que esté en posición de sucederlo, y la comunidad de elfos drow corre el riesgo de sufrir un pogrom…

Comments

thaelmanu thaelmanu

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.