Calimshan

Prisioneros del Alcázar (Introducción)

Al-Shasan

En lo profundo de las Montañas Marchantes hay un castillo construido sobre riscos y terrazas. Desde las almenas la caída libre es de más de trescientos metros, y en los agujeros verticales anidan águilas y grifos. Las torres se ven desgastadas desde lejos, pero en la terraza más alta, rematando la fortaleza, se ve un palacio pequeño de paredes blancas y arcos sirios junto al alminar de una pequeña mezquita de Ilmater. Sólo se accede al castillo por medio de un puente colgante que conecta las dos caras de una enorme grieta que divide los riscos de la montaña. Al-Shasan es una mina de plata habitada por prisioneros de Calimshan, cuyas murallas, además, protegen al exterior de las incursiones de elfos oscuros y demás criaturas de la Sub-Oscuridad (Underdark).

Al-Shasan es gobernada por un gobernador nombrado desde Calim’minad, un joven disipado y pusilánime de la tribu Jarfanish llamado Amir ibn Jakar. El control real lo mantiene al-Tethyri, capitán de la fortaleza, a través de corrupción y extorsión entre, y con los prisioneros.

La población de reos, además de humanos, incluye a enanos, halflings, elfos oscuros y hombres lagarto. Nuestros aventureros se encuentran presos en la mina. Mientras tanto, en la oscuridad se fragua una rebelión entre los prisioneros para tomar control de al-Shasan, liderados por un jinete negro llamado Yajiá.

Comments

thaelmanu thaelmanu

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.